Hola me llamo Eva y estoy feliz de tenerte aquí.

Mi camino hacia la calma empezó con el nacimiento de mi tercer hijo y la necesidad de encontrarme, dentro de este mundo frenético y estimulante, donde a veces me perdía y sentía que ya no sabía bien quien era.

 

La Room nació por la necesidad de compartir mi vivencia con la práctica de Yoga, tras mi formación como instructora, mi propósito fue compartir mi transformación personal a través de esta práctica.

 

 

 

 

 

Empecé a ofrecer clases en una habitación en casa de mis padres y pasados unos meses, con mi cambio de casa, tuve mi propia sala: íntima, acogedora y con una energía preciosa.

Tras 2 años enriqueciéndome de todas mis alumnas y un alumno, un diagnóstico que nos encogió el corazón y una pandemia como guinda, aparecieron los aceites esenciales para rescatarme de una tormenta silenciosa que vivía como podía, el autismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En base a mi experiencia puedo decir que la calma es un estado desde donde los peores temporales parecen menos peligrosos, y que se cultiva a través de herramientas al alcance de todxs.

 

Déjame tus datos si quieres recibir noticias mías...
 
  • Negro del icono de Instagram

©2020 por LA ROOM YOGA

Diseño sunsetweb.es